03 de abril de 2006

Unos, no lo ven. Para otros, se asemeja. Algunos esperan que llegue a la altura que dejó su antecesor y, para el resto, todavía es demasiado pronto como para calificar su trabajo y saber hasta dónde llegará. Pero en lo que coincide un grupo de católicos hispanos de Los Ángeles, entrevistados por este diario, es que entre Juan Pablo II y Benedicto XVI hay algo más que ser un Papa, y en eso señalan que es el carisma que tuvo el pontífice polaco y que desean ver de igual forma en el alemán.

Después de cumplirse un año en la Iglesia Católica sin el mandato de Karol Wojtyla, la comunidad de feligreses sigue recordando a Juan Pablo II como “el Papa que dejó el listón muy alto”, mientras muchos aguardan que, aunque Joseph Ratzinger “lo tiene muy difícil” para superarle, el Santo Padre actual termine por ganarse la confianza y el cariño de los fieles tanto como lo hizo su predecesor.

“A mí se me hace que sí lo va a conseguir y que va a intentar hacer lo mismo que Juan Pablo II. Por lo menos se ha visto desde el primer día que [a Benedicto XVI] lo han recibido con los brazos abiertos, aunque muchos sigamos teniendo la imagen del anterior Papa”, dijo Berta Martínez, católica residente en Los Ángeles que considera que entre ambos prelados “existe cierta semejanza”.

Sin embargo, a la hora de comparaciones entre los dos pontífices, una de las grandes diferencias que la comunidad creyente encuentra por el momento es el alcance y la disposición que tuvo Juan Pablo II para llevar el mensaje evangélico más allá de los límites de la Ciudad del Vaticano.

Durante los primeros 365 días de su pontificado, Karol Wojtyla realizó seis viajes fuera de Italia, visitando República Dominicana, México, Bahamas, Polonia, Irlanda y Estados Unidos.

Por su parte, desde que Benedicto XVI tomó el cargo como pastor de la Iglesia Católica el pasado 19 de abril, su único viaje al extranjero fue a Alemania durante el mes de agosto, con motivo de la XX Jornada Mundial de la Juventud, a la que el mismo Juan Pablo II había previsto asistir e incluso había escrito el mensaje de bienvenida en su residencia de Castel Gandolfo un año antes de su celebración.

“Uno miraba a Juan Pablo II como Dios, pero tenemos la esperanza de que este Papa se llegue a ver como el anterior. Apenas ha comenzado, pero sí que es verdad que no se ha oído mucho de que haya salido todavía a visitar países”, comentó Ludy Pelayo, creyente católica. “Sabemos que tiene un papel muy grande para ganarse todo el cariño que Juan Pablo II se ganó”, añadió en relación con la atención que el pontífice fallecido despertaba en todos los países que visitaba.

“Por Juan Pablo II sentimos algo especial. No cualquier sacerdote está capacitado para estar en los zapatos de él, pero al mismo tiempo si el nuevo Papa está ahí es por algo. Al menos, la gente está respondiendo como si fuera el anterior”, indicó María Gómez, que aunque no tiene mucho tiempo para acudir a la iglesia se confiesa creyente. “No perdemos la fe de que Benedicto XVI lo hará bien y de que seguirá el camino que dejó Juan Pablo II”.

Por otra parte, algunos sectores del catolicismo siguen esperando cierta “modernización” de la Iglesia Católica, a la que califican de “muy conservadora” en temas de actualidad importantes como la prevención del sida o el uso de anticonceptivos.

“Esos temas termina cada uno por llevarlos dentro de su propia fe y que cada quien decida según su conciencia”, opinó Víctor Cardona, residente del Valle de San Fernando. “La juventud de ahora tiene la mente muy abierta, la gente empieza a madurar cada vez más pronto y en ese sentido la Iglesia tendría que modernizarse un poco”, dijo Gómez por su parte.

“Hay muchos pensamientos que la gente tiene y que no coinciden con la Iglesia, aunque sean creyentes, pero que podían atraer más la atención de las personas si se abrieran a problemas como el sida o los homosexuales”, consideró Charisse Téllez, que no profesa ninguna religión. “Pero un Papa siempre va a estar opuesto a eso y a decir que no es lo correcto, cuando debería enfocarse en que las personas traten de estar más unidas”.

¿QUE DECIS DE LAS COMPARACIONES?

la fuente:
www.laopinion.com