Seguimos con nuestras propuestas para Halloween, tras haber visto diez destinos terroríficos, centrándonos hoy en algunos de los personajes que más sustos y escalofríos han causados a lo largo de los siglos: los vampiros. Vamos a conocer algunos de los destinos vampíricos más populares.

El Conde Drácula y otros personajes malignos nos muestran los lugares en que vivieron o al menos que inspiraron para tomar forma. Además, nos trasladaremos a lugares menos vampirescos con unos animalillos menos “chupasangres” pero emparentados con los vampiros…


  • Si de personajes terroríficos hablamos, probablemente sea Drácula de los más conocidos, tal vez por sus orígenes históricos. Os proponemos un tour por el castillo de Drácula, el castillo de Bran en Transilvania, Rumanía. Recorrer sus muros legendarios, visitar el Museo de Drácula o subirse al Drácula Express son algunos de los alicientes que encontramos en esta región plagada de leyendas vampíricas.


  • También podemos, cerca de este lugar, visitar Sighisoara, una de las más bellas ciudades medievales que hay en el mundo, a unos 200 kilómetros al noroeste de Bucarest (Rumania). Aquí nació, en 1430, el príncipe Vlad Tepes en quien se cree que está basado el personaje del Conde Drácula. La casa natal donde vivió el príncipe Vlad Tepes se mantiene ahora convertida en bar.


  • Además, forman parte de la Ruta de Drácula otros atractivos turísticos en la región. En Valaquia se encuentra la población de Curtea de Arges y a unos kilómetros de ésta el castillo de Poienari, una fortaleza del siglo XIII reconstruida por Vlad Tepes, conocida como Citatea Lui Negru Voda (Ciudadela del Príncipe Negro). ¡Ánimo para subir sus 1425 escalones… y bajarlos antes de que se ponga el sol!


  • En la antigua capital de Valaquia, Tirgoviste, también se pueden visitar las ruinas de otra fortaleza de Vlad Tepes. La gran atracción es la Torre del Ocaso, desde donde dicen que el príncipe miraba cómo eran empalados sus súbditos.




  • Pero no sólo en Rumanía se cuecen ajos para ahuyentar a los vampiros. Serbia tiene sus propias leyendas negras y terroríficas sobre algún homólogo del Conde Drácula en Valjevo, a unos 70 kilómetros al sur de Belgrado. Allí cuentan que llevó a cabo sus actividades vampíricas Sava Savanovic, un molinero que aterrorizaba a la población serbia en el siglo XVII.


  • Además, el cine y la literatura han hecho que el mito vampírico esté de actualidad, y la saga de “Crepúsculo” nos deja fenómenos como el del turismo vampírico en Forks, en el estado de Washington (Estados Unidos). Allí podremos visitar algunos lugares que inspiraron la creación de la historia de vampiros adolescentes y románticos.


  • Y finalizamos con los parientes cercanos de los vampiros, los murciélagos, bastante menos terroríficos pero también inquietantes… Sobre todo si se acumulan por millones, como sucede en la colonia de murciélagos en Austin, Texas (Estados Unidos). Los murciélagos mexicanos de cola libre aparecen todas las noches en el centro de la ciudad de Austin al oscurecer, desde finales de marzo hasta noviembre, así que aún estamos a tiempo de observar este espeluznante fenómeno.


  • Cerca de Austin, se pueden ver murciélagos en Hill Country, como en la Cueva Bracken (más de 20 millones de murciélagos) o en Fredericksburg…


  • Si os gusta este tipo de espectáculos naturales, os proponemos uno en otra parte del Globo: en el Parque Nacional de Gunung Mulu (en la isla de Borneo, en Malasia) también se puede presenciar el “éxodo de murciélagos”. Se trata de un parque famoso por sus cavernas y por los tres millones de murciélagos que suelen salir a buscar alimento casi al mismo tiempo…

No olvidéis llevar vuestro collar de ajos y crucifijo para visitar estos destinos vampíricos. Pronto volveremos con más consejos viajeros para Halloween y que nadie se quede sin su destino y sus sustos para estas fechas…

Fotos | tamburix y borderlys en Flickr-CC
En Diario del viajero | Martes 13, viajes de miedo, El Día de los muertos en México, Castillos encantados y fantasmas