La preocupación por el estado de algunos tesoros arqueológicos italianos no es nueva. Mucho menos lo que sucede en Pompeya, la ciudad sepultada tras la erupción del volcán Vesubio que, días atrás, sufrió el derrumbe del llamado Cuartel de los Gladiadores.

Se trata éste de un edificio del que hemos hablado aquí cuyo verdadero nombre es Schola Armaturarum, un sitio que funcionó como centro de reunión de los gladiadores.

Pues durante el fin de semana, y tras las lluvias que afectaron a la región, el agua comenzó a filtrarse, lo que produjo el derrumbe de la construcción cuyos escombros quedaron tendidos sobre la calle principal.

Sin dudas una noticia que pone de manifiesto el mal estado de conservación de este sitio visitado por miles de personas. Un destino que guarda maravillosas obras de arte entre sus edificios. Un lugar lleno de historia que, de a poco, va perdiendo sus tesoros.

De este modo, la situación que se encuentra atravesando Pompeya, y que no es nueva, deja en claro la desidia de ciertos gobiernos (no sólo el italiano) para con sus joyas arqueológicas que, en definitiva, son parte del patrimonio mundial.

Vía | El País
Foto | Flickr de guillenperez
En Diario del Viajero | Roma:se derrumba parte de la Domus Aurea, Tour virtual por Pompeya